Noticias | - 8:16 pm


Voluntarios de la FJU ayudan a combatir la deforestación en Madagascar2 min read

Fueron plantados 5,000 plántulas de árboles a aproximadamente 14 millas de la capital del país. Mire cómo fue…

voluntarios en madagascar

En todo el mundo, se perdió al menos de 26 millones de hectáreas de árboles entre 2014 y 2018,según un informe de las Naciones Unidas (ONU) publicado el año pasado. Ante esta realidad,

alrededor de 1,200 voluntarios de la Fuerza Joven Universal (FJU) organizaron una acción de plantación en Madagascar el pasado febrero.

El país insular ubicado cerca de la costa sudeste de África tiene una de las tasas de deforestación más altas de todo el mundo: se estima aproximadamente 200,000 hectáreas al año.

voluntarios de la Fuerza Joven Universal

La acción de plantación se llevó acabo en Ambatomirahavavy, una ciudad a unas 14 millas de la capital, Antananarivo tras el proyecto anual del gobierno para luchar contra la deforestación en el país.

Desde el 2007, grupos de voluntarios de la Universal en el país se han unido en acción para ayudar en la causa. El procedimiento se lleva acabo con el Ministerio del Medio Ambiente de Madagascar, que indica un área definida y envía un video explicando cómo deben proceder los voluntarios. Además, en el día,
los técnicos participan en la acción para capacitar a los voluntarios en la práctica.

Responsabilidad y dedicación

Responsabilidad y dedicación

Este año se plantaron 5,000 plántulas de palo rosa, acacia y pino en el sitio asignado. Pastor Eliot Rajaona, responsable de la FJU en el país, explicó que el propósito de la acción es sensibilizar a la sociedad sobre la restauración del medio ambiente y también enseñar a los jóvenes que acciones, semejantes a estas, son extremadamente importantes y que requieren de responsabilidad y dedicación.

La estudiante universitaria Natacha Rakotoarisoa, de 20 años, habló sobre la importancia de esta acción: “Debido al cambio climático, Madagascar sufre cada año con graves inundaciones, que destruyen cientos de árboles. Por lo tanto, no podemos desanimarnos y, sí, tenemos que colaborar.”

El jefe del Ministerio del Medio Ambiente en Madagascar, Jean Claude Raharison, por su parte comentó sobre la acción de la FJU, “Tenemos de la FJU un ejemplo de fortaleza y determinación. Enseñar y guiar a los jóvenes a tal acción es importante y primordial, porque este aprendizaje será para toda la vida. Estamos aquí para enseñarles y, también, para asumir la responsabilidad del monitoreo y vigilancia del trabajo realizado.”

Madagascar


Informe de error