Noticias | 02.23.2020 - 5:06 pm


Una vida de vicios desde los 12 años1 min read

Cuando no tenía el dinero para conseguir para los vicios, robaba en las tiendas, hasta en la propia casa de mis padres.

Desde la edad de 12 años comencé a consumir alcohol hasta que se convirtió en un vicio, para mí eso era poco y comencé a consumir cristal. Cuando no tenía el dinero para conseguirla, robaba en las tiendas, hasta en la propia casa de mis padres para así obtener el dinero para comprar las drogas. A causa de eso, estuve en la cárcel en 6 ocasiones. Después, comencé a relacionarme sentimentalmente con mujeres. Siempre pensé que la vida que llevaba era correcta.

«Para mí, no había reglas y vivía mi vida en placeres, pero después una inmensa tristeza comenzó a invadirme e intenté el suicidio».

Estuve en las drogas por casi 20 años y en el lesbianismo por 14 años. Al tiempo, mi mamá conoció de la Universal y ella comenzó a orar por mí y me invitó. Comencé a asistir y estaba decidida a dar un rumbo diferente a mi vida. Abrí mi corazón para Dios y me arrepentí de la vida que llevaba. Dejé las drogas y no robé más. Logré obtener un trabajo honrado y continué luchando. Dios me llenó de Su Presencia y me dio de Su Espíritu. Soy una mujer que tiene metas y sueños por realizar.


Informe de error