Noticias | - 10:16 pm


Sin poder caminar y enferma del asma2 min read

Mayra Morales, a través de la fe, logró la sanidad del asma que tenía desde nacimiento y recobró la habilidad del caminar. El imposible aconteció en su vida.

Mayra Morales

Desde niña, Mayra Morales sufrió con varios problemas, principalmente con problemas de salud. Desde su infancia, ella fue diagnosticada con asma. Para empeorar la situación, cuando ella quedó embarazada de su primera hija, ella contrajo una enfermedad que le estaba dejando invalida. Mayra nos cuenta sobre su historia:

“Desde niña sufrí con asma y mi condición empeoraba en el transcurso del tiempo. Crecí con esta enfermedad y también con otros problemas de salud. Cuando quedé embarazada de mi primera hija, tuve muchas complicaciones que me afectaron. Al nacer mi hija, noté que había algo extraño que me estaba aconteciendo.

En el transcurso del tiempo, estaba perdiendo las fuerzas para caminar. Se me paralizaban las piernas y se me dificultaba mucho el poder caminar bien. Tenía que permanecer sentada porque no podía caminar o intentaba mantenerme activa para intentar ver si esto me podía ayudar a recobrar las fuerzas en mis piernas. Este problema me afectó severamente por más de 3 años.

Mayra Morales en oración

A causa de esto, siempre permanecía en el hospital. Iba frecuentemente en búsqueda de una solución hacía esta enfermedad que me estaba destruyendo. Me desesperaba no poder encontrar una solución o una cura para poder encontrar una solución o una cura para poder vivir una vida normal con mi familia. Lo más interesante de esta experiencia es que los doctores no lograban diagnosticar mi problema, por lo cual decían que estaba bien, pero realmente no lo estaba. Desesperada, acudí a los brujos en búsqueda de una solución. Esperaba que a través de los rituales del ocultismo podría encontrar la solución que la ciencia ni la medicina podía proveerme, pero grande fue mi desilusión.  La situación fue de mal a peor en mi vida.

En medio de esta situación, recibí una invitación para participar de los servicios de oración en la Universal. Participando de los servicios, aprendí que con Dios todo es posible y que no había problema o enfermedad que no podría ser eliminado a través de la fe en Dios. Puse en práctica lo que me enseñaron y gracias a Dios encontré la cura de mis enfermedades.

Hoy soy una mujer completamente sana. El asma que tenía desde bebé desapareció y la parálisis en mis piernas se volvió en cosa del pasado. Puedo disfrutar de la vida que tanto soñé, una vida feliz con mucha salud y felicidad. Dios, a través de la fe, me dio lo que tanto anhelaba y que nadie me pudo dar.”


Informe de error