Noticias | - 7:39 pm


La frustración ante todos los problemas y los vicios me tornaron en una persona agresiva2 min read

El señor Tranquilino Cortez por vario tiempo sufrió y, consecuentemente, se tornó en una persona frustrada. Él nos comenta más sobre su historia...

Liberación Testimonio (970) 2

Testimonio de Tranquilino Cortez

¿Qué es lo que causa los problemas en el hogar? En la actualidad hemos oído sobre padres que pierden el control de sus acciones, al extremo de provocar la muerte de sus seres queridos.

El nerviosismo ha sido un problema que ha afectado a centenas de personas, por el cual muchos han buscado ayuda, pero, infelizmente, no han logrado revertir la situación.

“El nerviosismo es un estado patológico… (el cual) los demonios (se aprovechan) para dominar al ser humano… dirigiéndole a los pasos, emociones e incluso las palabras”, como es definido en Los Secretos del Ocultismo (74).

El Señor Tranquilino Cortez fue una víctima a más del nerviosismo. Él nos relata cómo logró ser libre del nerviosismo y adquirió una transformación de vida:

 -Estaba pasando por un momento muy difícil en mi casa, ya que siempre existían pleitos entre mi esposa y sufría con un vacío interior que no se llenaba con nada de lo que hiciera. Incluso, el sufrimiento era tanto que busqué refugio en el vicio del alcohol. Pero en vez de encontrar una salida, sentía que me estaba hundiendo más.

-Siempre era la misma cosa en mi casa y estaba cansado de la situación que tenía que enfrentar todos los días. Esto me llevó a ser una persona agresiva y malhumorada. Perdí la esperanza que mi vida llegará a cambiar un día.

-Aún teniendo conocimientos bíblicos y asistiendo una iglesia, permanecía en la misma situación ya que hacía todas las cosas a mi manera y no como Dios orienta en Su Palabra. Al ver que nada funcionaba, llegué a culpar a Dios por todos los problemas que estaba padeciendo.

-Mi vida cambió cuando mi esposa vio la programación de la Universal. Aquí fue donde tuve un encuentro con Dios, porque empecé a ver cómo el Poder de Dios se manifestó en la vida de mi hija, ya que ella era atormentada por malos espíritus que no la dejaban dormir.

-A partir del primer día, tomé la decisión de darle una oportunidad a Dios para entrar en mi vida. Así fue cómo logré entender que tenía que confiar en Dios y empecé a buscar el Espíritu Santo. Hoy estoy libre de ese vacío interior y del vicio del alcohol, mi matrimonio fue restaurado y estoy lleno del Espíritu Santo, el cual me protege de todo mal.


Informe de error