Noticias | - 2:36 pm


El Oro y el Altar: La armonía entre lo que Jesús hacía y decía (Parte 1)2 min read

El Salvador hizo la voluntad del Padre en todo momento, por eso enseñaba con autoridad.

La armonía entre lo que Jesús hacía y decía (Parte 1)

Parte 1

Los religiosos actuaban de forma totalmente opuesta a la de Jesús. Mientras ellos distorsionaban las Escrituras y aparentaban ser los santos que no eran, el Señor mostraba una perfecta e inseparable armonía entre Su conducta y Su discurso.

Durante 33 años, que fue el tiempo que el Salvador vivió en este mundo como Hombre, Él experimentó los dolores que vivimos, y no hubo, ni por un solo momento, incoherencia en Su testimonio. Por eso, Sus Palabras tuvieron, tienen y siempre tendrán, por todas las generaciones, infinito poder y eficacia en la vida de los que se someten a ellas. Como dijo Lucas, justo en el principio de Hechos de los Apóstoles:

“El primer relato que escribí, Teófilo, trató de todo lo que Jesús comenzó a hacer y a enseñar”. (Hechos 1:1)

La vida del Señor Jesús era Su propio Mensaje, de manera que era imposible no ver a Dios en Él. El Salvador hizo la voluntad del Padre en todo momento, por eso enseñaba con autoridad.

“Como oigo, juzgo, y Mi juicio es justo porque no busco Mi voluntad, sino la voluntad del que Me envió.” (Juan 5:30)

“Porque he descendido del Cielo, no para hacer Mi voluntad, sino la voluntad del que Me envió.” (Juan 6:38)

La autoridad del Señor Jesús impresionaba tanto que inclusive algunos soldados elegidos para prenderlo, por orden del sumo sacerdote, quedaron impactados con Su Palabra. A pesar de ser hombres acostumbrados al combate, fueron sorprendidos con las enseñanzas del Hijo de Dios y, así, volvieron a sus superiores con las manos vacías.

“Y algunos de ellos querían prenderle; pero ninguno Le echó mano. ¡¡Nunca ha hablado hombre así!! Los alguaciles vinieron a los principales sacerdotes y a los fariseos; y estos les dijeron: ¿Por qué no Le habéis traído? Los alguaciles respondieron: ¡¡Jamás hombre alguno ha hablado como este hombre!!” (Juan 7:44-46)

Continuara la próxima semana…

Regrese a la página principal:https://web.universal.org/usa/es/


Informe de error