Noticias | - 6:54 pm


El Origen del Caos Parte 22 min read

La caída de Lucifer y la consecuencia del caos

El Origen del Caos Parte 22 min read

Parte 2

Cuando aconteció lo que relata el segundo versículo ya habían transcurrido millones de años y producida caída de lucifer (y aquí hacemos cuestión de escribir su nombre con minúscula, ya que él no tiene ninguna dignidad), tal y cómo lo describe el profeta Ezequiel:

Vino a mí palabra del Señor, diciendo: «Hijo de hombre, entona lamentaciones sobre el rey de Tiro, y dile: “Así ha dicho el Señor: Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y de acabada hermosura. En Edén, en el huerto de Dios, estuviste. De toda piedra preciosa era tu vestidura: de cornerina, topacio, jaspe, crisólito, berilo y ónice; de zafiro, carbunclo, esmeralda y oro. ¡Los primores de tus tamboriles y flautas fueron preparados para ti en el día de tu creación! Tú, querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios. Allí estuviste, y en medio de las piedras de fuego te paseabas. Perfecto eras en todos tus caminos desde el día en que fuiste creado hasta que se halló en ti maldad. A causa de tu intenso trato comercial, te llenaste de iniquidad y pecaste, por lo cual yo te eché del monte de Dios y te arrojé de entre las piedras del fuego, querubín protector. Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura,corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; yo te arrojaré por tierra, y delante de los reyes te pondré por espectáculo. Con tus muchas maldades y con la iniquidad de tus tratos comerciales profanaste tu santuario; yo, pues, saqué fuego de en medio de ti, el cual te consumió, y te puse en ceniza sobre la tierra ante los ojos de todos los que te miran. Todos los que te conocieron de entre los pueblos
se quedarán atónitos por causa tuya; serás objeto de espanto, y para siempre dejarás de ser.”
(Ezequiel 28:11-19)

Todo este relato de la caída de lucifer (que quiere decir lleno de luz) pasó entre los dos primeros versículos del Génesis y, cómo el profeta lo describe, él fue lanzado por tierra creando así el caos total en el planeta, es decir, sin forma y vacío.

Preste atención: el segundo versículo en cuestión sólo hace mención a que la tierra es la que estaba en ese desorden y no el cielo, ya que de este último fue expulsado este querubín profano con todos sus seguidores, que se convirtieron en el diablo (aquel que separa) y sus demonios. De ahí la razón por la que los cielos continúan siendo como fueron creados y la tierra fue transformada.


Informe de error