Noticias | - 9:41 pm


El lápiz2 min read

El lápiz siempre permite que usemos un borrador para quitar lo que está equivocado. Entiende que reconocer nuestros errores es necesario para poder empezar de nuevo.

Historia de sabiduría

Un chico observaba cómo su abuela escribía una carta. Y le preguntó:

-Abuela, ¿estás escribiendo una historia sobre nosotros? ¿Es una historia sobre mí?

La abuela se detuvo, sonrió y le dijo al nieto:

– Estoy escribiendo sobre ti, es verdad; pero más importante que las palabras que escribo, es el lápiz que estoy usando. Me gustaría que cuando crezcas fueras como él.

El chico miró el lápiz intrigado y no le vio nada de especial y dijo:

-¡Pero si es igual que todos los lápices que he visto en mi vida!

A lo que la abuela le respondió:

-Todo depende del modo con que se miran las cosas. Hay cuatro facultades en él, que si consigues mantenerlas, serás siempre una persona que marcará la diferencia.

Primera facultad: De vez en cuando, necesito parar de escribir y utilizar el sacapuntas. Eso hace que el lápiz sufra un poco, pero al final, estará más afilado y escribirá mejor. Así que, debes saber soportar los dolores de la vida, que te harán madurar y ser una persona mejor.
Segunda facultad: El lápiz siempre permite que usemos un borrador para quitar lo que está equivocado. Entiende que reconocer nuestros errores es necesario para poder empezar de nuevo.
Tercera facultad: Lo que realmente importa en el lápiz, no es la madera o su forma exterior, sino la mina que está dentro, sin ella no podrías escribir; por lo tanto, da importancia a lo que tienes en tu interior, ya que, la vida está dentro de cada uno.
Cuarta facultad: Siempre deja una marca. De manera que debes saber que todo lo que haces en la vida va a dejar marcas y que debes ser consciente de cada acción.

 

Regrese a la página principal:https://web.universal.org/usa/es/


Informe de error