Noticias | - 3:36 pm


El Espíritu Santo fue el único que me dio una esperanza de vida1 min read

multimedia

A causa de los problemas y dificultades que estaba enfrentando, la señora Guillermina Villegas padeció con depresión. Aunque intentaba de una u otra manera de salir adelante, parecía que las cosas empeoraban al transcurso del tiempo. Los problemas económicos, la depresión, el insomnio y las enfermedades estaban, poco a poco, destruyéndola. En medio de esta situación, recibió una invitación a la Universal. Participando de los servicios de fe, aprendió a cómo vencer esa situación y sobre la importancia de recibir el Espíritu Santo. Ella nos comenta más sobre su historia y cómo el Espíritu Santo la transformó en una mujer feliz y bendecida.

 


Informe de error