Noticias | - 10:19 pm


El Agua de las Promesas Divinas3 min read

Venga tomar del Agua de las Promesas Divinas y a determinar la posesión de lo que Dios prometió en Su Palabra.

Las Promesas Divinas

Existen millones de personas que viven una vida sin salud, familia destruida, economía fracasada, infelicidad sentimental y/o la falta de la paz interior. A consecuencia de estos problemas, muchos han terminado siendo esclavos de los vicios, depresión, violencia u otras cosas más durante la búsqueda del libramiento de tanto sufrimiento.

Por este motivo, la Universal ha dado inició a un propósito para todos aquellos que están en esa situación logren alcanzar la felicidad, así conforme Dios prometió en Su Palabra. En la Santa Biblia menciona lo siguiente:

“Junto al río en sus riberas de una y otra parte, crecerá toda clase de árboles comestibles. Sus hojas nunca se secarán ni sus frutos se acabarán; cada mes darán sus nuevos frutos, porque sus aguas salen del santuario. Sus frutos servirán para comida y sus hojas para medicina.” (Ezequiel 47:12)

Por este motivo, los días domingos se estará tomando del Agua de las Promesas Divinas que proviene de la Fuente de los Milagros. Se estará determinando que todos aquellos que tomen de esta agua, con fe, logren tomar posesión de las promesas divinas que están escritas en la Palabra de Dios. Estaremos determinando la salud, la armonización en el hogar, la prosperidad financiera, bendición sentimental y, lo más importante, la paz interior.

No falte y venga a tomar del Agua de las Promesas Divinas en el Templo de los Milagros, 625 S Bonnie Brae, entre las calles Wilshire y 6 en Los Ángeles, o en la Universal más cercana a usted.

Todo es posible para aquel que cree, lea el siguiente testimonio

Fui sanada de cáncer de útero y de anemia

sanada de cáncer

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La señora Elionora nos relata sobre el milagro que alcanzó a través de la fe:  «Fui diagnosticada con cáncer uterino y el pronóstico no daba ningún tipo de esperanza.  Inesperadamente caí enferma al punto de no poder caminar.  No entendía el motivo de mi decaída física e, incluso, mis familiares estaban preocupados. Viendo que no mejoraba, fui al hospital para ver lo que estaba sucediendo. 

Al ser ingresada, me realizaron estudios para ver el problema. Fue allí cuando detectaron que tenía una anemía profunda, por la deficiencia excesa de hemoglobinas. Después se dieron cuenta  que la raíz de todo era a causa de que tenía cáncer en el utero. Incluso, también me habían diagnosticado una mancha en el pulmón, el cual  temían que fuera cancerosa. Los doctores no daban muchas esperanzas de vida y temían a lo peor. 

En ese momento tuve una guerra en mi mente y la duda quería venir a mis pensamientos, pero aferré mi fe en la Palabra de Dios. A través de las oraciones realizadas en el Canal de la fe, el estar participando cada domingo y un sacrificio de fe hecho en el altar, logré vencer los pensamientos negativos y cada día me fui sintiendo mejor. 

Gracias a Dios, fui completamente sanada. Me fueron hechos unos estudios y salió que no tenía más cáncer, la mancha encontrada en el pulmón desapareció, no tengo más anemia y los propios doctores no entendían lo que había sucedió. A través de la fe en Dios logré la sanidad.

Antes e depois

 

Regrese a la página principal:https://web.universal.org/usa/es/

 

 


Informe de error