Noticias | - 12:38 pm


Amor y Odio1 min read

No se entristezca con las persecuciones, el mundo odia a quienes no son de él.

Amor y Odio1 min read

18 de marzo

“Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes Yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece.” (Juan 15:19)

Existen dos tipos de personas en el mundo: los nacidos del mundo y los nacidos del Espíritu de Dios. Los nacidos del mundo poseen el espíritu del mundo; los nacidos de Dios poseen el Espíritu de Dios. Los hijos del mundo odian a los hijos de Dios porque son poseídos por el espíritu del mundo.

Jesús dijo: “Si el mundo os aborrece, sabed que a Mí Me ha aborrecido antes que a vosotros” (Juan 15:18). Este odio sólo existe porque son hijos del mundo, hijos de Satanás.

¿Es posible que los hijos del Espíritu Santo odien? Pueden incluso enojarse ante las circunstancias, pero nunca, de ninguna, odiar. El odio cristiano se da sólo en relación a las injusticias y a los pecados. Nunca a los seres humanos. El odio a las personas sólo existe a causa de la presencia de Satanás.

Aunque seamos odiados por los hijos del mundo, lo que nos conforta es la certeza absoluta de que:

1ero- No somos del mundo; Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo…

2ndo- Fuimos escogidos del mundo por el Propio Señor Jesús… pero porque no sois del mundo, antes Yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece. (Juan 15:18-19).

Sólo los que tienen el Espíritu de Dios poseen la certeza de que han sido superados del mundo.


Informe de error