Noticias | - 8:00 am


Terminé buscando mi felicidad en los videojuegos porque no me quería sentirme solo2 min read

Empecé a hundirme cada vez más en ese mundo.

Terminé buscando mi felicidad en los videojuegos porque no me quería sentirme solo2 min read

– Era un joven adicto a los videojuegos. Al principio todo comenzó como un juego, pero el tiempo pasó y, poco a poco, empecé a hundirme cada vez más en ese mundo. Busqué formas para poder entender mejor el juego y así me pasaba todo el día metido en la consola.

– En ese tiempo, yo era un estudiante y lo único que pensaba era en formar un equipo fuerte para poder llegar hasta el final del juego. Así fue como mi adicción creció hasta el punto de sentir que los videojuegos eran mi vida. Mi felicidad era ser gamer y no me importaba nada más porque fuera de ese mundo, yo me sentía vacío.

–Todo cambió en el momento cuando me invitaron a participar de los servicios de la Universal. Perseverando en los servicios comprendí que necesitaba liberarme de eso que me estaba atando a ese mundo de los videojuegos y que necesitaba tener el Espíritu Santo.

–Hoy estoy libre de ese mundo porque encontré a Dios en mi vida. Aquí en la Universal fue donde logré encontrar la felicidad que tanto estaba buscando y la paz que necesitaba en mi vida.

Testimonio Marlon.

¿Usted no logra ser feliz? ¿Usted ha sido víctima de brujería? ¿Usted sufre con depresión, nerviosismo, insomnio, migrañas, ataques de ira, vicios, desmayos, escucha voces, ve bultos, es dominado por el miedo, no logra ser feliz, ha perdido todo, su vida está destruida, sufre con una enfermedad cuyo diagnóstico no es identificado? No falte este viernes en la Sesión de la Descarga Espiritual, donde será realizada una oración de fe para determinar el libramiento de todo mal en su vida. Acompáñenos este viernes en el 703 S Broadway, en la esquina de la calle 7 en Los Ángeles, California, o en el 625 S Bonnie Brae, Los Ángeles, CA y en la Universal más cercana a usted.

Síganos en Instagram: @iglesiauniversalusa

Lea también: Con Dios a su lado pudo descubrir que era capaz de afrontar con mejor actitud la vida


Informe de error