Noticias | - 8:00 am


Su sueño era convertirse en una amorosa madre2 min read

No todo fue felicidad como ella se lo imaginaba

Su sueño era convertirse en una amorosa madre2 min read

Erika Valdez se casó con la ilusión de formar un hogar, su sueño tras conseguir una pareja era de convertirse en una amorosa madre, pero lamentablemente no todo fue felicidad como ella se lo imaginaba. Su primogénito llegó al mundo de manera prematura y con tan solo siete meses de gestación se encontraba luchando por su subsistencia.

Al nacer sietemesino los primeros diagnósticos de los médicos sobre su hijo no eran para nada esperanzador, los galenos le daban al bebé no más de dos horas de vida, esta noticia había devastado a Erika Valdez y a su pareja. El recién nacido había llegado al mundo con complicaciones de salud, que, según los médicos, arrastraría al niño durante toda su vida a vivir a través del soporte de máquinas.

Pero gracias al trabajo que Erika Valdez venía realizando junto a su pareja en los propósitos de fe de la Iglesia Universal se mantuvieron fuertes y lograron gracias a la bendición de Dios brindarle una nueva oportunidad de vida para su hijo.

Hoy en día recuerda en la lejanía aquellos duros días en los que pensaban que su primogénito no disfrutaría de una vida alegre y llena de sonrisas junto a sus padres. En la actualidad su hijo está completamente sano y saludable con la energía de jugar que debe poseer cada niño al llegar a la vida.

Erika Valdez está agradecida con el milagro que acontece en la vida de su familia gracias a la ayuda que ha recibido por parte del Espíritu Santo.

Testimonio Erika Valdez.

¿Usted no logra ser saludable? ¿Usted ha sido internado en hospital? ¿Usted sufre con depresión, nerviosismo, insomnio, migrañas, desmayos, es dominado por el miedo, no logra ser saludable, sufre con una enfermedad cuyo diagnóstico no es identificado? No falte este domingo, donde será realizada una oración de fe para el libramiento de todo mal en su vida. Acompáñenos este viernes en el 703 S Broadway, en la esquina de la calle 7 en Los Ángeles, California, o en el 625 S Bonnie Brae, Los Ángeles, CA y en la Universal más cercana a usted.

Síganos en Instagram @iglesiauniversalusa

Lea también: Pensaba que todo estaba bien porque económicamente no me hacía falta nada


Informe de error