Noticias | - 10:43 am


Sólo a través del Espíritu Santo logré llenar el vacío que sentía cuando era esclavo de las drogas1 min read

multimedia

El mundo de las drogas llevó al señor Miguel Dávila a vivir una vida de sufrimiento. A consecuencia de la adicción, terminó involucrándose en actos ilícitos con la finalidad de saciar su adicción. Incluso, llegó a recibir dos balazos, uno en su brazo y el otro en la pierna. Cuando estaba hospitalizado, quedó completamente solo sin la presencia de aquellos que él consideraba amigos. Acompañe este testimonio y vea cómo el logró ser libre de esa vida y alcanzó a recibir el Espíritu Santo.

 


Informe de error