Noticias | - 6:00 am


Ser una Solterona1 min read

26 de mayo

Ser una Solterona

“Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado.” (Salmos 1:1)

La ansiedad existe porque el mal persevera en sugerir dudas, miedos y preocupaciones. En seguida sugiere soluciones rápidas a través de consejos “amigos”. Como hizo en la casa construida sobre la arena. “¿Todavía no te casaste? Huy… ¡qué mal! ¡Ten cuidado para no quedarte solterona!…” Esta y otras tantas situaciones vividas motivan el miedo de que Dios no responda a las oraciones. El tiempo pasa y la necesidad aumenta. Y lo peor: alimentada por personas usadas por el mal. Por eso, la necesidad de invertir en la actitud de fe diaria. Solo esta disipa dudas, miedos y ansiedades.

Jesús le dijo a Pedro: “¡Quítate de delante de Mí, Satanás!” (Mateo 16:23). Amigos, jamás se olviden de algo: quien está mal siempre será usado por el mal para esparcir el mal. ¡Huya de esta gente! ¡Incluso teniendo la apariencia de ser de Dios! Huya – ¡y listo!

No permita que usen sus oídos de basurero, corrompiendo su buena fe con bla, bla, bla… Use su capacidad de razonamiento y nunca se deje llevar por las dudas de los demás.

Quien está mal será usado por el mal para esparcir el mal. Esté alerta, use su capacidad de razonamiento y no se deje llevar por las dudas de los demás.


Informe de error