Noticias | - 3:14 pm


Poseedor de los Cielos y de la Tierra: La promesa hecha para Abraham puede cumplirse en su vida4 min read

Poseedor de los Cielos y de la Tierra: La promesa hecha para Abraham puede cumplirse en su vida4 min read

El tiempo puede convertirse en una ventaja o desventaja en nuestra vida. A nadie le gusta perder el tiempo, ya que él es crucial en varias situaciones. Especialmente en esos momentos que cada segundo vale oro ya que lo inesperado puede acontecer, esto incluyendo enfermedades, miseria, fracasos, perdidas y muchas otras situaciones.

Últimamente las horas parecen estar pasando muy rápido y, en ciertas ocasiones, parece que el tiempo no es suficiente para poder resolver los problemas que aparecen a cada instante.

Con el déficit del tiempo, se está agotando la esperanza de muchos de poder ver un cambio en su vida. Este ha sido el motivo que muchas personas se dejan llevar por su ansiedad y toman decisiones que, al final del día, se transforman en una maldición.

Este es el motivo por el cual tenemos que aprender a consultarle a Dios antes de tomar una decisión y no dejarse llevar por la rapidez o la “falta” de tiempo. Un gran ejemplo de un hombre de fe que la Biblia menciona es Abraham, ya que su fe era extremadamente personal y definida.

Su fe no fue, bajo ninguna circunstancia, influenciada por otros para prevenir ningún desvío de los Planes de Dios. Esa actitud reflejaba el carácter de Abraham, siendo uno de las riquezas más preciadas que él poseía.

Era su determinación, creencia y disposición en seguir la certeza de la fe que latía en su corazón, que nadie la podía tocar, porque de ella dependía su victoria”, explica el obispo Edir Macedo en el libro ‘La Fe de Abraham’.

Poseedor de los Cielos y de la Tierra: La promesa hecha para Abraham puede cumplirse en su vidaEn otras palabras, tenemos que cuidar de nuestra fe como Abraham lo hizo y no permitir que el tiempo ni la negatividad de terceros debiliten nuestra fe. Si Abraham hubiese puesto atención a la opinión ajena, nunca hubiera realizado su mayor sueño de ser padre. Aunque tuvo que esperar 25 años para convertirse en padre de Isaac y adquirir la Promesa de Dios en su vida, nunca dejo de creer y su fe nunca se debilitó. Imagínese esperar 25 años por una bendición, ¿qué usted haría?

Infelizmente, muchos están perdiendo la fe a causa de la desesperación de no poder ver sus problemas resueltos o por las voces negativas que les rodean.

Es importante cuidar de nuestra Fe y guardarla de cualquier cosa que sea una amenaza para ella, al igual la Confianza y la Certeza que proviene de Dios. Cuidando de ellas, le permitirá ser poseedor de las promesas y poder luchar en contra de toda la negatividad que intenta destruir los sueños.

El camino hacia la Tierra Prometida no va a ser nada fácil, ya que, en la trayectoria, la mayoría de las veces aparecen personas supuestamente que se dicen ser “amigos” cuales son “movidos por la envidia de la fe ajena, buscan sembrar la duda y la discordia, porque no tienen placer en ver el éxito (de las demás personas) … Ésos son los llamados “cizaña en medio del trigo” (30). Como tal, es importante aprender a blindar su fe en contra de este tipo de amenazas generadas por la envidia.

Es momento de aprender a ser un Poseedor de todo lo que Dios nos ha prometido, aquí en la tierra como en el cielo. El Poseedor no vive escuchando la voz de terceros, sino es una persona que deposita 100% de su fe y confianza en las manos de Dios.

El Poseedor no tiene miedo, vergüenza, no es negativo y, mucho menos, se cree autosuficiente o que su fuerza lo llevará a la conquista porque entiende que Dios es quien bendice y realiza la imposible en la vida de uno. Por este motivo, la Universal en este mes está enseñando a cómo tornarse en un Poseedor.

Acompáñenos este día domingo y aprenda a cómo asumir su fe como Abraham lo hizo y en tornarse en un Poseedor de las promesas que están en las Sagradas Escrituras. No deje pasar el tiempo porque aún en estos momentos inciertos, usted puede empezar a vivir una vida próspera y abundante en todos los aspectos de su vida. No falte este domingo a las 9:30am en el Templo de los Milagros, 625 S Bonnie Brae St, entre la calle Wilshire y 6 en Los Ángeles, California, o en la Universal más cercana a usted.

Si usted tiene una pregunta o le gustaría una orientación: Contáctenos

Si usted le gustaría añadir su nombre y el de su familia en el libro de oración: Libro de Oración

Regrese a la página principal: Página Principal


Informe de error