Noticias | - 8:00 am


¿Por qué algunas personas pierden la sanidad?3 min read

¿Por qué algunas personas pierden la sanidad?

Nosotros hemos visto la sanidad divina manifestarse literal y simultáneamente en decenas de millares de personas, por el poder del Espíritu Santo y en el Nombre del Señor Jesús. Sin embargo, algunas de estas personas curadas durante aquella campaña de fe, más tarde vuelven a sentir los mismos síntomas de la enfermedad. Decepcionadas y sin entender, preguntan: “¿Por qué la enfermedad volvió? ¿Será que cometí alguna equivocación grave? ¿Será que pequé?”

La verdad es que la equivocación ocurrió, pero no el pecado propiamente dicho. Lo que pasa normalmente es que el ambiente de la campaña de fe, sea en un estadio de fútbol, un club, un cine, una iglesia o en cualquier otro lugar, despierta la fe de las personas y éstas naturalmente alcanzan el milagro. Es necesario que se desenvuelva aquella fe que produce la sanidad, a través de oír más y más la Palabra de Dios y aplicarla en el corazón, sobretodo en la vida cotidiana. Cuando esto no sucede, el diablo entra en acción, usando personas de confianza del ex-enfermo, para sembrar palabras de duda en cuanto a la realidad de su sanidad.

Un clásico ejemplo de esto fue el caso de una señora que hacía más de cinco años que tenía una enfermedad clínicamente incurable. Sentía horribles dolores en toda la columna vertebral. Apenas podía andar, sentarse e incluso tumbarse; es decir, dormía en una colchoneta en el suelo. Los medicamentos ya no le aliviaban el dolor.

Ella llegó a la Iglesia Universal, recibió la oración, e instantánea y poderosamente desaparecieron todos sus dolores. Durante muchos días dejó de dormir en el suelo, caminó naturalmente e hizo todo lo que no podía hasta ese momento.

Un día decidió ir al doctor y buscar una “explicación” para su curación milagrosa. Cuando su médico de confianza le dijo que no creía en la curación ya que, en su caso, era humanamente imposible, inmediatamente después de esa palabra, comenzó a sentir puntadas que fueron aumentando hasta el punto de sentir todo de nuevo, aún más fuerte.

¿Por qué esto? ¿Cuál es la razón? El hecho es que, así como por la Palabra de Dios esa señora recibió fe para ser curada, también, por la palabra del diablo, que usó a su médico, recibió dudas suficientes para volver a sufrir como antes.

Así trabaja el diablo. Usa a las personas más queridas y de nuestra mayor confianza para intentar confundirnos. Si aceptamos las dudas, ellas permanecerán en nosotros y seremos destruidos. Si resistimos, inmediatamente se irán, y la fe continuará garantizando aquello que el Señor nos otorgó.

Mensaje substraído de: El Poder Sobrenatural de la Fe (autor: Obispo Edir Macedo)

Ubique la Universal más cercana a usted: Direcciones

Si usted tiene una pregunta o le gustaría una orientación: Contáctenos

Si le gustaría añadir su nombre y el de su familia en el libro de oración: Libro de Oración

Regrese a la página principal: Página Principal


Informe de error