Noticias | - 8:15 pm


Perdí el control de mi vida y los vicios me dominaban3 min read

Testimonio de Israel Nieto

Perdí el control de mi vida y los vicios me dominaban3 min read

-Mi sufrimiento comenzó desde niño. Cuando emigramos a los Estados Unidos, mi familia y yo, llegamos a vivir en varios asilos para los refugiados porque no teníamos ningún lugar para vivir. A causa de la vida que estaba llevando y por ser menor de edad, fui llevado a vivir en un ‘foster home’ (casa hogar), de los 14 a los 18 años.

-Cuando cumplí la mayoría de edad, empecé a involucrarme en la vida criminal. Terminé involucrándome en los vicios de la heroína, cristal, PCP, marihuana, alcohol, mezcla de medicamentos, cigarrillos, LSD y otras drogas. Incluso, me torné en un pandillero y abandoné los estudios. Mi vida empeoraba al paso del tiempo y, consecuentemente, caí en depresión y tuve pensamientos de suicidio. Llegué intentar el suicido en tres diferentes ocasiones porque no sabía que más hacer. Perdí el control de mi vida y era dominado por los vicios, al punto de prostituirme.

-Llegué, por causa de esta vida, a comer de los desperdicios que encontraba en la basura o en las calles. Parecía que estaba condenado a vivir esta vida de humillación, dolor, sufrimiento y tormento.

-En esta situación, fui invitado a participar de los servicios de fe en la Universal. Ahí fue donde aprendí a usar mi fe y a luchar por una transformación de vida. Participando de los servicios de fe, logré ser libre de los vicios y de todo sufrimiento. Aunque no fue fácil, pero Dios me daba la fuerza para poder vencer todo lo que me ataba al vivir en dominio de los vicios y del dolor. Incluso, llegué a escuchar hablar sobre el Espíritu Santo y tomé la decisión de buscarlo con todas mis fuerzas para recibirlo.

-Gracias a Dios, he sido completamente libre de todos los vicios, de la depresión y de los deseos de suicidio. Tengo paz interior y motivos por vivir, incluso el deseo de ayudar a aquellos que están enfrentando lo mismo que un día yo pasé. Recibí el Espíritu Santo y mi vida está completamente transformada. Hoy sé que para Dios no hay caso perdido o cosa imposible en transformar.

¿Usted ha vivido a domino de los problemas o de una vida que solo le ha traído dolor y sufrimiento? Le extendemos este domingo a participar de las 7 oraciones para que Dios venga a bendecir en todos los aspectos de su vida. No importa la situación que esté enfrentando, a través de la fe en Dios, es posible que sea transformado. No falte este domingo en el 703 S Broadway, en la esquina de la calle 7 en Los Ángeles, California, o en la Universal más cercana a usted.

Ubique la Universal más cercana a usted: Direcciones

Si usted tiene una pregunta o le gustaría una orientación: Contáctenos

Si le gustaría añadir su nombre y el de su familia en el libro de oración: Libro de Oración

Regrese a la página principal: Página Principal


Informe de error