Noticias | - 2:18 pm


Mientras una comunidad llora a Gabby Petito, se revelan más detalles sobre sus últimos días8 min read

Los restos de Petito fueron encontrados el domingo en un área de campamento en el Bosque Nacional Bridger-Teton en Wyoming.

Mientras una comunidad llora a Gabby Petito, se revelan más detalles sobre sus últimos días8 min read

Mientras una comunidad llora a Gabby Petito, se revelan más detalles sobre sus últimos días

Los restos de Petito fueron encontrados el domingo en un área de campamento en el Bosque Nacional Bridger-Teton en Wyoming. Su familia reportó su desaparición por primera vez el 11 de septiembre, después de que su prometido, Brian Laundrie, regresara a Florida del viaje por carretera sin ella el 1 de septiembre.

Las autoridades han estado buscando Laundrie en una reserva natural de Florida. Y después de que su muerte fuera declarada homicidio el martes, el FBI se dirigió al público y pidió ayuda para encontrarlo. Antes de mudarse a Florida, Petito trabajó como anfitriona en Smoke on the Water en Wilmington, Carolina del Norte, donde sus compañeros de trabajo dicen que hizo que todos se sintieran queridos, según WWAY, afiliada de CNN.

Una pareja de Louisiana que estaba de vacaciones en Jackson, Wyoming, dijo que vieron un incidente que involucraba a Gabby Petito y a Brian Laundrie en un restaurante en uno de los últimos avistamientos de Petito antes de su muerte.

Nina Angelo le dijo a CNN el miércoles que ella y su novio, Matt England, vieron una «conmoción» cuando Petito y Laundrie se iban del restaurante The Merry Piglets Tex-Mex el 27 de agosto. Angelo dijo que Petito estaba llorando y Laundrie estaba visiblemente enojado, entrando y saliendo del restaurante varias veces, sin dejar de mostrar enojo hacia el personal alrededor de la recepción.

La camarera de la pareja también estaba visiblemente conmocionada por el incidente, según Angelo, quien le dijo a CNN que no vio violencia ni altercado físico entre Petito y Laundrie.

La policía de Florida dijo en una declaración jurada de orden de registro reciente que la madre de Petito recibió un mensaje de texto extraño el 27 de agosto y que era la última comunicación de ella. Petito, quien relataba el viaje de la pareja por los parques nacionales, también dejó de publicar en las redes sociales en ese momento.

Laundrie, quien llegó a la casa de sus padres en North Port, Florida, hace tres semanas, no ha hablado con la policía sobre el caso. Sus padres han dicho a las autoridades que no lo han visto desde el martes pasado.

El equipo de buceo, llamado Fuerza de Recuperación Subacuática del Sheriff (SURF, por sus siglas en inglés), está compuesto por «especialistas subacuáticos altamente capacitados» que son «llamados para buscar evidencia de crímenes y víctimas de ahogamientos y accidentes de agua», dice el sitio web de la Oficina del Sheriff. La policía de North Port dijo que la llegada del equipo de buceo «no significa que se haya encontrado algo. Es parte del proceso de búsqueda general».

«Estos buzos están específicamente capacitados y son muy talentosos en cuerpos de agua de baja visibilidad», explicó Pérez. «Se sumergen donde tú y yo no podemos ver nada en absoluto. Utilizan tecnología y otros equipos especiales para ayudarlos a sumergirse en cuerpos de agua realmente profundos, por lo que están allí ahora mismo para recuperar lo que sea que sea que puedan encontrar».

La búsqueda en curso se produce mientras los investigadores intentan reconstruir lo que les sucedió a Petito, de 22 años, y a Laundrie, de 23, en su viaje por carretera en una camioneta Ford Transit blanca a lo largo del oeste estadounidense este verano. Los restos de Petito fueron recuperados en el Bosque Nacional Bridger-Teton de Wyoming, y un forense determinó el martes que su muerte fue por homicidio.

La pareja había realizado publicaciones en línea regularmente sobre sus viajes con el hashtag #VanLife, pero esas publicaciones se detuvieron abruptamente a finales de agosto. Laundrie y la camioneta —pero no Petito— regresaron a la casa de sus padres en North Port, Florida, el 1 de septiembre. Su familia, al no poder comunicarse con ella, denunció su desaparición 10 días después.

Laundrie, que se cree fue la última persona que vio a Petito con vida, se negó a hablar con las autoridades que investigan su desaparición. Luego, sus padres denunciaron su desaparición, diciendo que se había ido de casa y no había regresado.

El FBI dijo que la agencia desea conocer información de cualquier persona que haya tenido contacto con Petito o Laundrie, cualquier persona que haya visitado el área de acampar de Spread Creek en el bosque nacional Bridger-Teton entre el 27 y el 30 de agosto o cualquier persona que haya visto su vehículo.

En los días transcurridos desde que fue reportada como desaparecida, la historia de Petito se ha convertido en una obsesión nacional para muchos, lo que ha llevado a los detectives digitales a seguir el rastro en línea de la pareja y tratar de resolver el caso. La historia también ha resaltado las decenas de miles de historias de personas desaparecidas que no despiertan un interés tan intenso entre el público.

Los investigadores han utilizado vehículos todo terreno, perros, drones y más como parte de su búsqueda en curso de Laundrie en la reserva natural de Florida, donde sus padres supuestamente dijeron que él dijo que iría.

Los padres de Laundrie dijeron a los investigadores que salió de su casa en North Port con una mochila para ir a la reserva T. Mabry Carlton Jr. Memorial Reserve cerca de Venice.

«Tenga en cuenta que la Reserva Carlton es un lugar vasto e implacable a veces. Actualmente, está sumergido hasta la cintura en muchas áreas», dijo la policía. «Este es un trabajo peligroso para los equipos de búsqueda, ya que están atravesando pantanos infestados de caimanes y serpientes, y senderos para caminar y andar en bicicleta inundados».

Las autoridades también registraron la casa de la familia después de obtener una orden de registro para la propiedad. Los agentes del FBI retiraron varios artículos de la casa y remolcaron un Ford Mustang convertible. Además, los padres de Laundrie, Christopher y Roberta Laundrie, fueron interrogados en su casa por el FBI.

En una serie de videos en TikTok, Miranda Baker dijo que ella y su novio le ofrecieron transporte a Laundrie el 29 de agosto en Wyoming, y que él afirmó que estuvo acampando solo durante varios días mientras Petito estaba en su camioneta trabajando en publicaciones para las redes sociales.

Baker dijo que recogieron a Laundrie mientras buscaba transporte en Colter Bay, Wyoming, que no está lejos de donde se encontraron los restos de Petito. Se ofreció a pagar US$ 200 por el viaje incluso antes de subir al automóvil.

En sus videos de TikTok, Baker dijo que cuando Laundrie se enteró de que ella y su novio iban a Jackson Hole en lugar de Jackson, él se agitó, pidió que el vehículo se detuviera y se bajó cerca de la presa Jackson.

En una declaración jurada escrita a mano, el testigo llamado Chris —cuyo apellido fue redactado en el documento proporcionado por la policía de la ciudad de Moab a CNN— dijo que parecía que los dos estaban discutiendo sobre el control del teléfono de Petito. «En un momento, ella lo estaba golpeando en el brazo y/o en la cara y tratando de entrar en la camioneta».

El testigo dijo que escuchó a Petito decir: «¿Por qué tienes que ser tan malo?» aunque Chris agregó que no podía estar seguro de si el comentario debía tomarse en serio. La policía de la ciudad de Moab respondió al incidente y la pareja acordó pasar la noche separados.

También hay una grabación del 911 del incidente en Moab el 12 de agosto cuando la policía confrontó a la pareja. En la grabación de la Oficina del Sheriff del Condado de Grand, una persona que llamó informó de lo que denominó una «disputa doméstica» entre una pareja.

Finalmente, las conversaciones de Petito con su madre parecieron revelar que tenía «más y más tensión» con Laundrie, según una declaración jurada de la policía de una orden de registro de un disco duro externo encontrado en la camioneta de la pareja.

Petito envió varios mensajes de texto y tuvo muchas conversaciones con su madre durante su viaje, escribió la policía de Florida en una solicitud presentada la semana pasada. El 27 de agosto, la madre de Petito se comunicó por última vez con su hija en lo que llamó un «texto extraño», dice la declaración jurada.

El mensaje decía: «¿Puedes ayudar a Stan? Sigo recibiendo sus mensajes de voz y llamadas perdidas». Debido a que el mensaje de texto se refería al abuelo de Petito como Stan, a su madre le preocupaba que algo estuviera mal, dice la orden judicial.

Después de ese mensaje de texto, el teléfono de Petito ya no estaba en funcionamiento y la joven dejó de publicar en las redes sociales sobre su viaje, dice la orden.

El 30 de agosto llegó un mensaje de texto que decía: «No hay servicio en Yosemite». Su familia duda que ella lo haya escrito.

Fuente: CNN en español.

Vea también.


Informe de error