Noticias | - 8:00 am


Lo fructífero de nuestros negocios atrajeron la envidia de personas mal intencionadas2 min read

La salud de mi mamá empezó a quebrantarse presentando síntomas inexplicables para los médicos.

Lo fructífero de nuestros negocios atrajeron la envidia de personas mal intencionadas2 min read

– Mi nombre es Adanari Hernández, y junto a mi familia fuimos víctima de la brujería. Mis padres siempre tuvieron una vida económica estable, sus frutos atrajeron la envidia de personas mal intencionadas. Empecé a notar cómo a mi hogar empezaron a llegar los conflictos y las constantes discusiones gracias a la envidia.

– Aunado a esta envidia la salud de mi mamá empezó a quebrantarse presentando síntomas inexplicables que ningún médico entendía, pero lo que mi madre padecía no era más que el resultado del estrés provocado por los mismos problemas familiares que había en nuestra casa.

– La salud de mi mamá se fue agravando periódicamente y junto a su salud también se iba deteriorando cada día más nuestro núcleo familiar. Mi madre llegó a ser desahuciada por los médicos, así que nosotros estábamos resignados a lo peor. Alrededor de nuestro hogar llegamos a encontrar evidencia de todo tipo de trabajo realizado por personas practicantes de brujería que nos querían hacer daños y mi madre estaba pagando las consecuencias.

– La Iglesia Universal la conocimos a través de un familiar que había atravesado una situación familiar a la nuestra. Después del primer día teníamos la certeza de que había una esperanza, esa solución que nosotros habíamos estado buscando todo este tiempo, sabíamos que la habíamos encontrado en la casa del SEÑOR.

– Salimos de la Iglesia Universal con una felicidad que nos hacía sentir que éramos una familia diferente. Comenzamos a perseverar en los servicios de los días viernes y a través del tiempo empezamos a percibir los cambios, tanto la salud de mi madre como nuestra estabilidad como familia empezaron a cambiar gracias a los frutos que estábamos recibiendo del Espíritu Santo. Hoy día mi madre ha podido salir adelante con salud gracias al poder Dios y nuestra fe en ÉL.

Testimonio Adanari Hernández.

¿Usted no logra ser feliz? ¿Usted ha sido víctima de brujería? ¿Usted sufre con depresión, nerviosismo, insomnio, migrañas, ataques de ira, vicios, desmayos, escucha voces, ve bultos, es dominado por el miedo, no logra ser feliz, ha perdido todo, su vida está destruida, sufre con una enfermedad cuyo diagnostico no es identificado? No falte este viernes en la Sesión de la Descarga Espiritual, donde será realizada una oración de fe para determinar el libramiento de todo mal en su vida. Acompáñenos este viernes en el 703 S Broadway, en la esquina de la calle 7 en Los Ángeles, California, o en el 625 S Bonnie Brae, Los Ángeles, CA y en la Universal más cercana a usted.

Síganos en Instagram: @iglesiauniversalusa

Lea también: Vivía para resistir el día a día.


Informe de error