Noticias | - 8:00 am


La violencia era el día a día en mi hogar y todo esto lo percibía yo desde pequeña2 min read

Las ofensas que surgían de las discusiones de mis padres nos llenaban de sufrimiento y dolor.

La violencia era el día a día en mi hogar y todo esto lo percibía yo desde pequeña2 min read

– Mi nombre es Alicia Mata y desde pequeña vivía rodeada de problemas familiares, mi padre era una persona con problemas de alcoholismo muy agresiva que siempre abusaba físicamente de mi madre. La violencia era el día a día en mi hogar y todo esto lo percibía desde pequeña.

– Mi hermano más pequeño y yo teníamos que ver y escuchar los conflictos entre nuestros padres. Las groserías y las ofensas que surgían de sus discusiones nos dejaba una pequeña de sufrimiento y dolor.

– Cuando llegué a la adolescencia conseguí algunas amistades que no solo me indujeron a un mundo pagano lleno de fiestas, sino que también poco a poco fui inducida a consumir alcohol, llegando al punto de convertirlo en un hábito de todas las noches.

– Esta grave inestabilidad familiar, sumado a mis problemas con la bebida atrajeron todos esos pensamientos suicidados que me atormentaban e incitaban a quitarme la vida. Todo el sufrimiento con el que vivía día tras día solo me hacía preguntar ¿Cuál es el propósito de continuar con mi vida? por eso en reiteradas ocasiones intenté quitarme la vida.

– Fue cuando mi madre se decidió y me habló sobre la Iglesia Universal, y la verdad, es que solo asistí en aquella oportunidad porque no quería tener que seguir lidiando con las invitaciones de mi madre. Al escuchar la predica del Pastor, mientras él nos orientaba con su prédica, pude sentir aquellas palabras y entender que Dios me brindaría la luz.

– Una noche mientras lloraba le supliqué a nuestro Señor a gritos que transformara mi vida si de verdad ÉL me amaba, hasta que un día tras recibir al Espíritu Santo en mi vida pude revisarme a mí misma y a mi corazón y pude empezar a trabajar en los verdaderos cambios de mi vida.

Testimonio Alicia Mata.

¿Usted no logra ser feliz? ¿Usted ha sido víctima de brujería? ¿Usted sufre con depresión, nerviosismo, insomnio, migrañas, ataques de ira, vicios, desmayos, escucha voces, ve bultos, es dominado por el miedo, no logra ser feliz, ha perdido todo, su vida está destruida, sufre con una enfermedad cuyo diagnostico no es identificado? No falte este viernes en la Sesión de la Descarga Espiritual, donde será realizada una oración de fe para determinar el libramiento de todo mal en su vida. Acompáñenos este viernes en el 703 S Broadway, en la esquina de la calle 7 en Los Ángeles, California, o en el 625 S Bonnie Brae, Los Ángeles, CA y en la Universal más cercana a usted.

Síganos en Instagram: @iglesiauniversalusa

Lea también: Tenía un carácter muy explosivo.


Informe de error