Noticias | - 8:00 am


La mentira3 min read

La mentira3 min read

La mentira es otro camino por el cual el diablo siempre está transitando e infelizmente no son pocos los que han sido destruidos por causa de este arma. No sólo ha afectado a aquellos que la han usado pues éstos ya forman parte de la familia satánica y viven en las tinieblas, sino mucho más por aquellos que han dado oídos a las mentiras.

Es verdad que muchas veces la mentira queda escondida por un tiempo, un año o más, pero nunca para siempre. La verdad siempre sobrepasa a la mentira y, por más que se intente esconderla, tarde o temprano ella será desenmascarada. La verdad es como el aceite sobre las aguas, está siempre por encima, en cuanto que la mentira está siempre intentando esconder un pecado. El Señor Jesús dijo a los judíos:

“Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla, pues es mentiroso y padre de mentira”

(Juan 8:44).

Para el cristiano que vive en la luz, es fácil discernir rápidamente la mentira teniendo en cuenta que las tinieblas y todas sus obras serán reveladas mediante la luz. Aunque muchas veces no se tenga una prueba de la mentira, esto es sólo una cuestión de tiempo. El gran problema dentro de la iglesia del Señor Jesús es que, mientras se esperan las pruebas, muchas vidas van siendo segadas diabólicamente.

A veces nos equivocamos al esperar por las pruebas; otras por precipitarnos. Por eso el diablo, de esta forma, ha sacado alguna ventaja. Si observamos bien la actitud del Señor Jesús durante su ministerio, vamos a ver que Él ya sabía que Judas Iscariote robaba de las ofrendas y que más tarde lo traicionaría. Pero, aún así, permitió que él quedase hasta el fin, no sabemos si para darle tiempo de arrepentirse o sólo para dejar que se cumpliesen las Escrituras. El hecho es que Judas no sólo fue uno de los apóstoles, sino que hasta predicó la palabra, expulsó demonios, curó enfermos, y participó de la Santa Cena.

El diablo no sólo ha usado la mentira para oponerse a la verdad, sino que también la ha usado para intentar impedir que la verdad sea aceptada y ejecutada. A través de innumerables hijos esparcidos por este mundo, especialmente dentro de las iglesias, él va distorsionando la verdad, promoviendo la discordia entre los de la familia de la fe, enfrentando a unos contra otros, difundiendo toda clase de divisiones, facciones e intrigas por la puerta de la mentira y del engaño, de forma que la iglesia quede desacreditada y los fieles, desanimados de continuar yendo a los cultos y apartados de oír la verdad, naturalmente terminan por enflaquecer la fe. Así, el campo de acción queda a merced de sus deseos de destrucción.

El único camino para quedarse inmune a los frutos de la palabra mentirosa es hacer como el salmista, y orar:

“¡Libra mi alma, Señor, del labio mentiroso y de la lengua fraudulenta!” (Salmo 120:2).

Mensaje sustraído de: El Poder Sobrenatural de la Fe (autor: Obispo Edir Macedo)

Ubique la Universal más cercana a usted: Direcciones

Si usted tiene una pregunta o le gustaría una orientación: Contáctenos

Si le gustaría añadir su nombre y el de su familia en el libro de oración: Libro de Oración

Regrese a la página principal: Página Principal

Alimente su espíritu, leyendo mensajes de fe para su edificación espiritual: Viviendo por la fe


Informe de error