Noticias | - 8:00 am


La buena medida de Dios2 min read

La buena medida de Dios

“Dad, y os será dado; medida buena, apretada, remecida y rebosante, vaciaron en vuestro regazo. Porque con la medida con que midáis, se os volverá a medir.”

– Lucas 6:38

Al decir “dad, y os será dado”, el Señor Jesús usó una ilustración que recuerda a un mercado oriental de cereales, muy común en aquella época.

Cuando el comerciante era generoso, llenaba la bolsa de granos hasta el borde. Después, la movía acomodándolos, para que contuviera aún más. Enseguida, los prensaba y movía de nuevo la bolsa, y, así, iba colocando más granos hasta desbordar la capacidad de aquel recipiente.

Es eso lo que significa “medida buena, apretada, remecida y rebosante” a ser “vaciada en vuestro regazo”.

Regazo es una especie de bolsa, o gran bolsillo, sujeto a la vestimenta, para ayudar a las personas a que cargaran aquello que no podían contener en sus manos.

Podemos entender, así, que, con abundancia, Dios promete recompensar a aquellos que, con generosidad y fe, están siempre dispuestos a dar de sí mismos a Él y a su prójimo. Además de eso, Él Se compromete a ser Aquel que, personalmente, retribuirá esos actos generosos.

Entonces, pregunto: ¿puede haber mejor Pagador que Dios? ¡Ciertamente no! Por lo tanto, ¡no existe el menor riesgo de que no recibamos el galardón de Él prometió dar de forma tan abundante y grandiosa!

Delante de eso, ¿quién pierde al obedecer a Dios y actuar como Él enseña? ¿Quién puede quedarse con menos, al darle con fe al Altar aquello que Él pide? ¡Nadie!

Mensaje sustraído de: El Oro y el Altar (autor: Obispo Edir Macedo)

Ubique la Universal más cercana a usted: Direcciones

Si usted tiene una pregunta o le gustaría una orientación: Contáctenos

Si usted le gustaría añadir su nombre y el de su familia en el libro de oración: Libro de Oración

Regrese a la página principal: Página Principal

Alimente su espíritu, leyendo mensajes de fe para su edificación espiritual: Viviendo por la fe


Informe de error