Noticias | 08.06.2020 - 10:36 am


La actitud de fe que cambiará su historia en medio de esta pandemia que está sufriendo el mundo entero5 min read

En el día que Gedeón dio un basta y empezó a escuchar la Voz de Dios, su vida y la vida de todo el pueblo cambió

Periódico (Edición Indignación Julio 4; Portada Tema)

IsraelLa historia nos indica que, en el transcurso de nuestra existencia en este planeta, varias guerras se han llevado a cabo a causa de la posesión de tierras fructíferas de ciertos recursos. Por ejemplo, las tierras gobernadas por Israel han sido, incluso en la actualidad, peleadas por varios pueblos para poseerlas. Pero, ¿por qué Israel es una tierra tan deseable?

Israel, hasta el día de hoy, es considerada una Tierra Santa porque fue la tierra que Dios prometió para toda la descendencia de Abraham. Una Prueba de Fe por parte de Abraham, al mostrar obediencia a Dios, cambió la historia de él y de toda su descendencia (Génesis 22). A partir de ese momento, Abraham fue testigo de todas las Grandezas de Dios en su vida.

El tiempo pasó e Isaac, el hijo de la promesa de Abraham, también logró disfrutar de las bendiciones que su padre había adquirido por causa de la obediencia a Dios.

Al paso del tiempo, las otras generaciones provenientes del linaje de Abraham empezaron a desobedecer a la Voz de Dios y dejaron de practicar lo que sus padres les habían orientado hacer, causando que todos los enemigos tomaran posesión de todas sus tierras y llevándolos a vivir como esclavos en Egipto por 400 años (Éxodos 1).

Todo cambió cuando Dios envió a Moisés para que los liberase de las manos de Faraón. La pelea no fue nada fácil, ya que Dios tuvo que enviar 10 plagas a Egipto para que Faraón los liberará (Éxodo 10).

Todo parecía estar marchando bien para los hebreos porque, aparentemente, estaban lejos de las manos de Faraón en camino a la Tierra Prometida, pero, aún viendo el Poder de Dios a través de las plagas, existían personas que dudaban del Poder de Dios. A consecuencia a la desobediencia a la Voz de Dios y su incredulidad, ellos tuvieron que estar en el desierto por 40 años antes de poseer la Tierra Prometida.

“Porque los hijos de Israel anduvieron por el desierto cuarenta años, hasta que todos los hombres de guerra que habían salidoGedeón de Egipto fueron consumidos, por cuanto no obedecieron a la voz del Señor; por lo cual el Señor les juró que no les dejaría ver la tierra de la cual el Señor había jurado a sus padres que nos la daría, tierra que fluye leche y miel”. (Josué 5:6).

Las consecuencias de no escuchar la Voz de Dios es tener una vida fracasada y de eso fue testigo Gedeón. El creció escuchando de estas historias maravillosas. Por esta razón, él no aceptó creer en un Dios tan poderoso y seguir viendo a merced de sus enemigos que robaban la paz y los bienes de su pueblo.

En el día que Gedeón dio un basta y empezó a escuchar la Voz de Dios, su vida y la vida de todo el pueblo cambió. Ellos lograron derrotar todo aquello que los estaban impidiendo de ver todas las Maravillas que Dios había prometido a Abraham.

Dios no ignoraba el sufrimiento de su pueblo, por eso estaba esperando que alguien manifestará su fe y el único que logró despertarla fue Gedeón.

“La fuerza de Gedeón, obviamente, no estaba del lado de afuera, sino en lo más profundo de su ser”, como fue mencionado en Gedeón y los 300, escrito por Obispo Macedo (página 35).

El problema de muchas personas en los días de hoy es que no creen que Dios pueda cambiar su situación. La duda es lo que impide que Dios se manifieste en la vida de ellos. La desobediencia ante la Voz de Dios causa un sinnúmero de problemas.

Por eso vemos personas que terminan en el mundo de los vicios: alcohol, drogas, pornografía, etc…; tienen una vida llena de fracaso en la vida sentimental: no logran casarse, establecer una familia unida, fuerte, construir un hogar bendecido, abandonar la soledad; sufren perdidas económicas porque no logran avanzar en sus negocios o planes, ser dueños de algo: casa, carros, propiedades, etc…; son personas que siempre están enfermas o tienen problemas espirituales: depresión, bipolaridad, nerviosismo… y la lista es larga.

Por tal motivo tenemos que darle un basta a todos estos problemas y tomar la decisión de obedecer la Voz de Dios, así como Gedeón hizo. Él empezó a300 hombres escuchar la Voz de Dios y, por causa de esa actitud, logró derrotar a más de 135,000 soldados de los pueblos enemigos de Israel con tan sólo 300 hombres que iban con trompetas y cántaros vacíos, con antorchas dentro de ellos.

«Y dividió los 300 hombres en tres escuadrones, y puso trompetas y cántaros vacíos en las manos de todos ellos, con antorchas dentro de los cántaros…” (Jueces 7:16).  Una Actitud de Fe y Obediencia fueron la clave de la victoria para Gedeón y los 300.

Pero, estos hombres murieron hace muchos años. Hoy es momento que usted salga de su cueva (zona de confort) y venza aquello que le ha impedido alcanzar una transformación de vida. No tenga miedo de lo que estamos viviendo en este momento por causa del COVID-19. Tornarse usted en el Gedeón de este nuevo siglo y vea lo Sobrenatural acontecer en su vida.

Le extendemos una invitación especial este domingo a las 9:30am para que aprenda más sobre la fe que cambiará la historia de su vida durante esta pandemia en el Templo de Milagros, 625 S Bonnie Brae St, entre la calle Wilshire y 6 en Los Ángeles, o en la Universal más cercana a usted. Tome este paso de fe que, como Gedeón, lo llevará a alcanzar una transformación de vida.

Si usted tiene una pregunta o le gustaría una orientación: Contáctenos

Regrese a la página principal: Página Principal


Informe de error