Noticias | - 12:02 pm


Fruto de los propios pensamientos1 min read

Fruto de los propios pensamientos1 min read

Oye, tierra: He aquí yo traigo mal sobre este pueblo, el fruto de sus pensamientos; porque no escucharon mis palabras, y aborrecieron mi ley.  Jeremías 6:19.

El mismo pensamiento perverso de las personas que ya habían conocido al Dios Todopoderoso les hizo olvidar las Maravillas y la liberación del Señor, y, al pasar por los desiertos de la vida, no pudieron soportar las dificultades, fueron arrastrados por las dudas y perdidos por la fascinación del mundo.  Por lo tanto, no temieron por la Palabra que les fue dada y el debido cumplimiento de las Leyes de Dios.

 


Informe de error