Noticias | 08.04.2020 - 4:58 pm


Entienda y sepa cómo participar del Ayuno de Daniel3 min read

Esta es la oportunidad que usted necesitaba para poder tener nuevas y mejores experiencias con Dios

Ayuno de Daniel del 2 al 22 de agosto

¿Qué podría ser más importante para usted que su propia vida? Nada. Pero, ¿por qué? Su vida, en la realidad, forma parte del centro de nuestra existencia. Sin embargo, ¿quien nos puede dar esta vida? Sólo el Espíritu de Dios, quien es el Espíritu de la Vida.

Sólo en el momento que tenemos una experiencia con el Espíritu de la Vida, comenzamos a tener una vida verdadera obteniendo una nueva mente y un nuevo corazón que nos permite a pensar como Dios piensa, a sentir como Dios siente y a actuar como Dios actuaría si estuviera en nuestro cuerpo físico.

Por tal motivo, únase a este propósito que dio inicio el pasado domingo, 02 de agosto, ayuno sagrado y santo, el Ayuno de Daniel

 ¿Qué es el Ayuno de Daniel?

El Ayuno de Daniel se basa en el propósito descrito en el capítulo 10 del libro de Daniel, en la Biblia. Durante 21 días, Daniel decidió ayunar para buscar el favor, la sabiduría y la compresión de Dios.

En la actualidad, entre las cosas que más obstaculizan nuestra comunión con Dios son las distracciones: todas las formas de entretenimiento e información secular que nos bombardean todo el tiempo. El Señor Jesús continuamente solía decir, “…El que tenga oídos para oír, que oiga” (Mateo 13:9). Este es exactamente el propósito del Ayuno de Daniel: abrir nuestros oídos a la voz de Dios.

¿Es fácil?

No, todo lo contrario, si nunca usted ha hecho este ayuno de 21 días, requerirá de usted una fuerza sobrehumana, la voluntad suprema de separarse, en el transcurso de 21 días, de todo que le ha retenido en este mundo y no le ha dejado “aferrarse” a Dios.

Pero, ¿para qué?

Este ayuno es el equilibrio necesario que debemos implementar en nuestra vida ya que tiene una “fecha de vencimiento”, y lo que hacemos con ella tiene peso, ocupa espacio y tiene consecuencias. Muchos han pasado sus vidas viviendo en el pecado, errando y en la injusticia. Pero, ¿qué queda? Si usted hace los cálculos, puede ver que está en deuda, y quizás surja la siguiente pregunta: “¿Podrá Dios borrar mi pasado y transformarme en una nueva criatura?”

 

¡La respuesta es sí! Como está escrito:

 De modo que, si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.”(2 Corintios 5:17)

 

Esta es su oportunidad

No se deje engañar al pensar que los 21 días serán muchos porque, participando o no, esas tres semanas pasarán. Pero, aquellos que participan con determinación y sinceridad, serán transformados, renovados y bautizados en el Espíritu Santo, en otras palabras, esta es su oportunidad.

Si usted conoce a alguien que dice creer y ser de Dios, pero la vida de esa persona no revela a ese Dios vivo es porque su existencia está muerta o borrada, por lo tanto, invítelo a participar con usted.

Participe del Ayuno de Daniel, para que el Espíritu Santo repose en su vida y haga de usted Su Morada.

 


Informe de error