Noticias | - 8:00 am


Durante mi época policial me sentía un hombre orgulloso3 min read

Aun con problemas económicos, en la Iglesia Universal fuimos bien recibidos desde el primer momento.

Durante mi época policial me sentía un hombre orgulloso3 min read

– Era un hombre soberbio, en el pasado pertenecí a un cuerpo policial y mi en país natal Perú, soy un excombatiente y participé durante ocho años en contra del terrorismo durante la presidencia de Fujimori. Durante esa época al estar bajo la posesión de armas en el cuerpo policial me sentía un hombre orgulloso. Durante mi época de servicio en el cuerpo policial solía discriminar a las personas que escuchaban la palabra de Dios catalogándolos de personas con bajos niveles de educación. Consideraba a los de Dios unos ignorantes.

– Con esa actitud, y esa forma de pensar vivía en mi vida en mi país natal. Era un hombre pobre, pero soberbio, si me hubiera quedado, capaz jamás tenía la oportunidad de conocer a Dios. Para ese entonces estaba empezando una relación con mi esposa y temía no poder financiar los gastos de un nuevo hogar. Así que tomamos la decisión de emigrar.

– Al llegar a los Estados Unidos atravesamos diferentes dificultades puesto que estábamos muy limitados a la hora de conseguir empleo. Con el tiempo y el duro trabajo pudimos abrir nuestra propia pequeña compañía de limpieza, pero fuimos víctimas de la debacle económica que atravesaba el país y perdimos todo lo que habíamos logrado.

– En ese momento de vida veía frente a mis ojos cómo todo se venía abajo, me puse nervioso y decidí entregarme al alcohol, llegando incluso a consumirlo en grandes cantidades a diario, hasta quedar inconsciente en el piso.

– Mi esposa era quien más sufría con mi actitud y mi carácter, mientras yo me sumergía más y más en el alcohol. Un día ella recibió la invitación a asistir a la Iglesia Universal y fue ella quien descubrió a las personas indicadas que le hablaron de la palabra de Dios, pero aun así seguía sumergido en la soberbia.

– Nos retiramos del camino del Señor debido a lo prepotente que era, además me negaba a hacer un sacrificio ante Dios, pero después de estar al borde de la quiebra total mi esposa y yo volvimos a la casa de Dios, esta vez si me atreví e hice mis sacrificios ante el Señor. Después de haberle abierto las puertas de mi corazón al Espíritu Santo me comprometí como diezmista.

– Hoy en día nuestra economía ha resurgido, no solo hemos recuperado nuestra estabilidad económica, sino que además ha mejorado y todo gracias a seguir el camino de Dios y dejar atrás la soberbia para abrirle las puertas al Espíritu Santo.

Testimonio Vicente Valero.

¿Usted no logra ser saludable? ¿Usted ha sido internado en hospital? ¿Usted sufre con depresión, nerviosismo, insomnio, migrañas, desmayos, es dominado por el miedo, no logra ser saludable, sufre con una enfermedad cuyo diagnóstico no es identificado? No falte este domingo, donde será realizada una oración de fe para el libramiento de todo mal en su vida.  En el 703 S Broadway, en la esquina de la calle 7 en Los Ángeles, California, o en el 625 S Bonnie Brae, Los Ángeles, CA y en la Universal más cercana a usted.

Síganos en Instagram: @iglesiauniversalusa

Lea también: Tenía un carácter muy explosivo.


Informe de error

Ver más