Noticias | - 8:00 am


Discernimiento de espíritus3 min read

En tiempos de la Iglesia primitiva existían muchas personas dotadas de poderes psíquicos y espirituales que no pertenecían a la comunidad cristiana.

Discernimiento de espíritus3 min read

En tiempos de la Iglesia primitiva existían muchas personas dotadas de poderes psíquicos y espirituales que no pertenecían a la comunidad cristiana. Eran muy usadas por los espíritus engañadores, que no se manifestaban como lo hacen hoy día. Estos espíritus engañadores se introducían en las personas y, a través de ellas, hacían acontecer obras impresionantes. El mismo caso sucedió en Egipto, cuando Aarón tiró su cayado por orden de Moisés y se convirtió en serpiente. Los sabios de Egipto hicieron lo mismo y también sus cayados se convirtieron en serpientes por medio de las ciencias ocultas (Éxodo 7:10-11). Con esto podemos notar que los espíritus engañadores hacen cosas espectaculares a fin de captar, no solamente la atención de las personas, sino también la confianza y el crédito de ellas.

Con el objetivo de dar a la Iglesia una capacidad para crecer en una sólida base de fe, el Señor Jesús hizo posible, a través del Espíritu Santo, que sus seguidores obtuvieran el don del discernimiento de espíritus, para poder distinguir entre aquellos que hablan dirigidos por Dios o por satanás. Era, y es necesario, saber distinguir entre lo cierto y lo equivocado. Esto no siempre es fácil y se precisa de este don para poder adoptar decisiones.

La Biblia dice que el corazón del hombre es muy engañoso: “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? Yo el Señor, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras” (Jeremías 17:9-10).

En muchas ocasiones hemos observado la sinceridad de las personas en querer hacer el bien, pero detrás de aquel bien vimos la actuación de espíritus inmundos. No siempre lo que es bueno para nosotros lo es para Dios. Muchas veces creemos que estamos haciendo lo correcto y luego, más tarde, descubrimos que no era así. Por eso mismo precisamos al máximo de este don.

“El apóstol Juan nos amonesta mucho al respecto: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo” (1 Juan 4:1).

En una época en que el espiritismo se está propagando con gran fuerza por todo el mundo, creo, más que nunca, necesitar de este don para dejar al descubierto todos los planes de satanás y, por consiguiente, dar luz al mundo por el poder del Dios vivo en la persona del Espíritu Santo y ¡en el nombre del Señor Jesucristo!

Mensaje substraído de: En Los Pasos de Jesús (autor: Obispo Edir Macedo)

Ubique la Universal más cercana a usted: Direcciones

Si usted tiene una pregunta o le gustaría una orientación: Contáctenos

Si le gustaría añadir su nombre y el de su familia en el libro de oración: Libro de Oración

Regrese a la página principal: Página Principal


Informe de error