Noticias | - 4:39 pm


Del analfabetismo a la universidad: la iniciativa de ayudar a los jóvenes y a los adultos a cambiar sus vidas4 min read

Brasil tiene 11 millones de analfabetos según el IBGE.

Del analfabetismo a la universidad: la iniciativa de ayudar a los jóvenes y a los adultos a cambiar sus vidas4 min read

Desde 1994, el programa social “Leer y Escribir”, mantenido por la Iglesia Universal del Reino de Dios, le enseña a los jóvenes y a los adultos a leer y a escribir. La última encuesta del Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE), en 2019, señaló que Brasil tiene 11 millones de analfabetos de 15 años o más, lo que representa el 6.6% de la población del país.

Sin estar alfabetizado, la persona vive al margen de la sociedad, excluida de las mejores oportunidades laborales, sin autonomía para circular en las ciudades, enfrenta dificultades para comunicarse e, incluso, para practicar actos comunes y obligatorios de la vida civil, como la obtención de un documento legal.

Después de un período de interrupción debido a la pandemia COVID-19, en octubre se retomó las clases del programa social, obedeciendo todas las medidas exigidas por las autoridades locales. Hoy, el programa social atiende a 1,287 estudiantes de forma gratuita, en 309 ciudades repartidas por los estados. Los estudiantes se reúnen en salones privados en los templos de la Universal.

“El programa Lectura y Escritura ha traído dignidad a sus alumnos en medio de una sociedad que los discrimina y nos los acoge”, explica Luiz Antonio Dobroca, coordinador pedagógico del programa social.

Él informa que muchos estudiantes sabían leer y escribir y luego continuaron sus estudios, tomando la Prueba de Equivalencia con las agencias de educación pública.

“Ya tenemos varios beneficiarios del programa social que se graduaron en áreas como derecho y pedagogía. Pero, el mayor desafío que encontraron fue la barrera que, varias veces, encontraban dentro de ellos: no poder hacerlo, no tener las condiciones, se pasó la edad para aprender, reprimir los sueños y objetivos”, menciona el coordinador.

Los mayores de 50 años representan el 60% de los estudiantes de Lectura y Escritura, mientras que el 25% de los alumnos tienen entre 25 a 50 años y el 15% son jóvenes entre 15 a 25 años de edad.

Libertad a través del conocimiento

Del analfabetismo a la universidad: la iniciativa de ayudar a los jóvenes y a los adultos a cambiar sus vidas“Ser voluntaria de “Leer y Escribir” no se limita a compartir conocimientos. La deficiencia en la escritura o en la lectura no es resuelto con una sola técnica, sino con la dedicación otorgada al alumno. Enseñar es liberador para quien da conocimiento y para quien lo recibe”, comenta la ingeniera Eliete Costa, quien colabora con el programa social en Manaus (Amazonas, Brasil). Actualmente, 396 profesores voluntarios trabajan en el programa social.

Uno de los beneficiarios del programa social es Raimundo Nonato, de 79 años, residente de la capital de Amazonas.

“Hace 3 meses atrás adquirí la matricula después de pasar la prueba de verificación del nivel de conocimientos. Tenía muchas dificultades motoras y no podía escribir debido al rechazo de mi familia. También tuve mucho estrés por la pandemia y por la falta de actividad cotidiana. Recibí apoyo, atención, orientación y cuidado de mi salud física. Realicé varias actividades en casa entrenando en escritura y lectura. Hoy puedo escribir, soy amigo del proyecto y sigo participando en las clases y aprendo más cosas nuevas”, testifica Raimundo.

Próximo paso

Además de la alfabetización, “Lectura y Escritura” también ofrece cursos de formación profesional para los estudiantes, para que puedan ingresar al mercado laboral con capacidad. Se imparten clases de informática, corte y costura, peluquería, manicura, depilación, maquilladora, idiomas (inglés y español), nociones sobre gestión empresarial, entre otros.

El programa social también mantiene alianzas con unidades del Servicio Brasileño de Apoyo a la Micro y Pequeña Empresa (SEBRAE), que brindan conferencias con grandes profesionales.

En 2019, “Lectura y Escritura” benefició a 5,755 personas.

Además de Brasil, la iniciativa de la Universal fue implementada en seis países más: Angola, Cabo Verde, Colombia, Ecuador, México y Timor Oriental.

Si usted le tiene una pregunta o le gustaría una orientación: Contáctenos

Si le gustaría añadir su nombre y el de su familia en el libro de oración: Libro de Oración

Regrese a la página principal: Página Principal


Informe de error