Noticias | - 8:00 am


Corrija el engaño mientras hay tiempo3 min read

El mundo moderno le da cada vez menos importancia al arrepentimiento.

Corrija el engaño mientras hay tiempo

Corrija el engaño mientras hay tiempo

En el análisis que hicimos del capítulo 23 del Evangelio de Mateo, constatamos que la mayoría de los maestros judíos – que eran el objetivo del discurso del Señor Jesús – Le dieron la espalda. Aunque se habían enterado a través del Salvador que estaban engañados espiritualmente, prefirieron seguir en la dureza y en la terquedad de su corazón.

Algo esencial que debemos recordar es que siempre que el pecado de alguien es señalado en las Escrituras, Dios está ofreciéndole a tal persona la oportunidad de restauración. El Señor también está mostrando que Él es la cura para cualquier enfermedad que esté debilitando al alma del ser humano y pueda llevarlo a la muerte eterna.

Su remedio es el arrepentimiento. Pero, así como ninguna medicación surte efecto si el enfermo no la toma o no sigue de modo riguroso lo que el médico le prescribió, el remedio de Dios no surtirá efecto si Su Palabra (la receta) no es seguida al pie de la letra.

El arrepentimiento sincero, como todos ya saben, implica el abandono del pecado y un cambio drástico en el alma y en la manera de vivir. Eso no es marcado por el llanto, aunque pueda haberlo, sino por la transformación interior fundamentada en el deseo de actuar de manera diferente con relación a todo lo que venía siendo pensado, sentido y hecho hasta entonces.

El mundo moderno le da cada vez menos importancia al arrepentimiento. Así, se convirtió en moda que las personas notables e influyentes de la sociedad digan que no se arrepienten de nada de lo que hicieron o continúan haciendo. Fallan como cualquier ser humano y, por ser famosas, también llevan a algunos seguidores a fallar, y aun así, siguen orgullosas diciendo que harían todo igual si tuvieran otra oportunidad.

Esas personas no se dan cuenta de que el arrepentimiento es tan importante que es el principal mensaje de la Biblia y que el consejo de arrepentirse es la mayor invitación de Dios al ser humano. A fin de cuentas, el hombre prisionero de sus delitos y pecados no tiene vida. Solamente después del arrepentimiento, recibe liberación, ánimo y vigor para su jornada cristiana.

Por lo tanto, usted que lee este libro y logra ver alguna práctica farisaica en su vida puede escoger entre estas dos opciones: aceptar humildemente la corrección de

Dios o, entonces, olvidar todo lo que fue dicho hasta aquí y continuar preocupándose por aquello que no es importante, como hicieron los religiosos de la época del Señor Jesús.

Si usted opta por la corrección Divina y se arrepiente de sus transgresiones, tendrá una nueva oportunidad delante del Altísimo para actuar de forma muy diferente a partir de ahora. Además de eso, será exitoso en todo lo que haga. Pero, si decide caminar en el fingimiento, desvalorizando la Palabra del Todopoderoso, fracasará en todo lo que emprenda y además se perderá eternamente.

Mensaje substraído de: El Oro y el Altar (autor: Obispo Edir Macedo)

Ubique la Universal más cercana a usted: Direcciones

Si usted tiene una pregunta o le gustaría una orientación: Contáctenos

Si usted le gustaría añadir su nombre y el de su familia en el libro de oración: Libro de Oración

Regrese a la página principal: Página Principal


Informe de error