Noticias | - 4:40 pm


¿Cómo saber si uno vive conforme a la Palabra de Dios?3 min read

Tener una relación con Dios es semejante a un matrimonio que exige sacrificio y fidelidad en cualquier circunstancia.

¿Cómo saber si uno vive conforme a la Palabra de Dios?3 min read

Dios actúa conforme a la Fe manifestada en Su Palabra y en Sus Promesas. Dios no se manifiesta en la vida de nadie por el simple hecho de tener problemas, sino cuando existe la materialización de la fe, conforme a Su Palabra. Por ejemplo, si quiere la prosperidad que proviene de Sus Manos, tiene que creer y obedecer en lo que ha sido instruido en Su Palabra.

Nadie puede reclamarle a Dios que no se ha manifestado en su vida si no ha materializado su fe y ha obedecido a su Palabra. Su vida será el resultado del uso de su fe y de la obediencia hacia Su Palabra. Él despierta la fe cuando Le obedecemos. Su Palabra no vuelve vacía y siempre se cumple lo que está escrito, independientemente de las circunstancias que cada uno este enfrentando.

Uno puede, incluso, tener una cierta cantidad de dinero, pero, ¿será que ese dinero puede resolver todos los problemas? ¿Cambiaría la situación por la cual usted está enfrentando? Si la respuesta fue no, la orientación que la Biblia da es que uno debe hacer una PRUEBA con Dios. ¿Sabe cuál es la diferencia entre dar una ofrenda y hacer una PRUEBA con Dios? Independientemente de la cantidad monetaria, cuando uno hace una PRUEBA con Dios, conforme a lo que está escrito en su Palabra, PROVOCA el milagro. La respuesta que uno tanto desea o que necesita ocurre inmediatamente.

Tenemos como ejemplo la gran multiplicación de los 5 panes y 2 peces, ya que no había comida para poder alimentar a la multitud que se encontraba con Jesús. Pero cuando le fue entregado los panes y los peces, Él los presentó al Padre y hubo una multiplicación inmediata (Marcos 6:30-44).

Si uno quiere ver los resultados de la fe, tenemos que actuar de acuerdo con lo que está escrito. ¿Cómo saber si hemos ejercido la fe correctamente o si está activa o despierta? Cuando, después de haber escuchado/leído la Palabra, uno está dispuesto en hacer lo que está escrito. Consecuentemente, el Espíritu Santo da la garantía y la certeza de que obtendrá los resultados deseados.

El Señor Jesús enseñó que cuando se ora con fe, la oración es contestada. Por tal motivo, los problemas tienen que ser visto con los ojos de la fe, creyendo que veremos los resultados esperados que fue determinada en la oración realizada. Pase lo que pase, tenemos que tener la confianza de que Dios ya está transformando nuestras vidas. Cuando uno menos lo espera, lo que fue pedido termina aconteciendo. Luche, persevere y haga un Prueba con Dios porque verá la transformación en su vida y en su familia.

“Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran y les será hecho”. (Juan 15:7).

¿Cómo saber si la Palabra de Dios habita en uno? La Palabra de Dios habita en uno en el momento que asumimos un compromiso con Él. Es cómo en una relación, se exige sacrificio y hay que ser fiel en cualquier circunstancia.

Vivir conforme la Palabra no es sólo hacer lo que es orientado por hacerlo, sino hacerlo con fe. La Palabra no puede sólo ser una teoría, sino ser VIVIDA. Cuando se vive una vida de oración, no solamente se Le habla a Dios para pedir algo o buscar ayuda, sino para tener una relación con Él. Durante la oración, logramos separar tiempo para estar en Su Presencia y platicar con Él para agradecerle, quitar dudas, hablar sobre las dificultades que estamos enfrentado o para tomar ciertas decisiones. Cuando consultamos a Dios, reconocemos que Su Palabra habita y permanece en nosotros.

Si usted tiene una pregunta o le gustaría una orientación: Contáctenos

Si le gustaría añadir su nombre y el de su familia en el libro de oración: Libro de Oración

Regrese a la página principal: Página Principal


Informe de error