Noticias | - 5:01 pm


¿Cómo lidiar con los trastornos mentales durante una pandemia?4 min read

En medio de las medidas de distanciamiento social y las noticias sobre el COVID-19, aprende qué hacer para mantener tu salud física y mental

Transtornos mentales - Pandemia

Desde el comienzo del año, el mundo ha estado experimentando situaciones sin precedentes debido al avance del nuevo coronavirus. En varias ciudades y países, la recomendación es quedarse en casa, reforzar la higiene y evitar el contacto con otros para ayudar a contener la cantidad de nuevos contagios por el virus. Pero, ante la pandemia, ¿cómo se sienten las personas que padecen trastornos de ansiedad y fobias? ¿Qué pueden hacer los pacientes diagnosticados con obsesiones de limpieza y organización para hacerle frente a este nuevo escenario que exige tantos cuidados para cuidarse de un enemigo invisible? ¿Es posible prevenir el agravamiento de los trastornos preexistentes?

Las noticias negativas que llegan sobre la enfermedad pueden despertar miedo y sufrimiento, incluso en personas consideradas saludables. Por lo tanto, el escenario actual requiere la atención de todos. «Este momento será como una prueba de fuego para la salud de muchas personas. Aquellos que tienen mayor capacidad de recuperación, inteligencia emocional y la capacidad de adaptación podrán hacerle frente a la situación sin desarrollar ninguna condición psiquiátrica», dijo la psiquiatra Denise Gobo.

Trastornos

¿Qué diferencia la ansiedad normal de un trastorno? La especialista explica que los trastornos implican perjuicios en la vida personal y profesional. «Un trastorno es cuando la persona desarrolla una disfunción que conduce a perjuicios sociales, en la convivencia familiar, en el trabajo y en el cuidado personal. Entre los trastornos, hay ansiedad y fobias generalizadas, como el miedo a enfermarse.

Algunos trastornos pueden acentuarse en este momento, como los relacionados a la limpieza», señala.

El trastorno obsesivo compulsivo o TOC, por ejemplo, es un trastorno de ansiedad en el que hay episodios de obsesiones y compulsiones, con pensamientos repetitivos que conducen a rituales relacionados con la limpieza, la organización, el conteo y otras actividades. Cuanto más la persona repita estos rituales, más puede empeorar la obsesión y comprometer su vida diaria.

Alerta

Denise Gobo sugiere que las personas presten atención a la manera en que consumen información sobre el nuevo coronavirus. Si hay exceso, entonces, es el momento de reconsiderar los hábitos y escapar de las trampas de la ansiedad. «Si la persona solo consume contenido sobre la pandemia, si siente ansiedad, un sufrimiento muy grande, angustia, temor o ira, es importante buscar el apoyo de familiares y amigos. Si no puede dormir, pierde el apetito o se vuelve muy explosivo, debe buscar ayuda», sugiere.

¿Que hacer?

Según la especialista, la recomendación para todas las personas, incluso para las que no reciben ningún tratamiento médico, es cuidar su salud física y emocional. Para esto, Denise sugiere mantener una rutina de actividades que incluya trabajo, actividades recreativas y descanso. «Haga una rutina, con horarios para comer, ducharse y trabajar. Establezca períodos de comida y descanso. Las parejas que están trabajando en casa y tienen hijos pueden hablar y definir una logística. También es importante fortalecer el vínculo social con otros a través de llamadas telefónicas y videollamadas. Otra sugerencia es hacer ejercicio físico. Muchos profesionales y gimnasios están ofreciendo entrenamiento en internet para que las personas no tengan que salir de casa», agrega.

Y, espiritualmente hablando, ¿cómo cuidarse?

«Cuando nosotros depositamos nuestra fe, nuestra confianza, nuestra vida en la Palabra de Dios, nosotros somos abrigados bajo las Alas del Altísimo. Por lo tanto, cuando usted sea abrigado bajo las Alas del Altísimo, donde sea que esté, allí estará Dios», señala el obispo Macedo al respecto del tema.

«Las preocupaciones forman parte del día a día del ser humano. Pero, en algunos casos, se vuelven tan intensas que muchos terminan realizándose tratamientos psicológicos y hasta psiquiátricos para amenizar la ansiedad», agregó.

No obstante, el obispo Macedo asevera que la confianza en Dios puede sanar la ansiedad: «¡La confianza en Dios es la cura para toda ansiedad! Al hablar sobre cómo el Padre Celestial alimenta a las aves del cielo y viste a los lirios del campo, el Señor Jesús quiso traer seguridad y tranquilidad para nuestra alma. Todos nosotros tenemos muchas necesidades, ¡y el Todopoderoso lo sabe! Lo que necesitamos hacer es buscar primero Su Reino y Su Justicia. Es decir, priorizar la voluntad de Dios y obedecer Su Palabra, y todas nuestras necesidades serán suplidas por Él».

Por eso, la Biblia orienta: «No os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su propio afán. Basta a cada día su propio mal» (Mateo 6:34).

Y, teniendo en cuenta la situación de hoy en día, tal vez tienes preocupaciones sobre tu futuro, situación económica, salud o seguridad. Pero, por medio de la fe, es posible vencer cualquier problema que pueda surgir.

No te dejes desanimar. Aunque de momento todo parezca desfavorable, no dudes de las palabras del Señor Jesús.

Fuente de información: universalmexico IURD


Informe de error