Noticias | - 8:35 am


Acción para prevenir la automutilación y el suicidio en una cárcel de mujeres en Uruguay2 min read

Voluntarias del grupo UNP, junto con el proyecto HELP de la FJU, brindaron apoyo espiritual a las reclusas de la Unidad 5 del Centro Nacional de Rehabilitación de Montevideo.

Acción para prevenir la automutilación y el suicidio en una cárcel de mujeres en Uruguay2 min read

Ofrecer el apoyo espiritual es esencial para salvar vidas. A través de un mensaje de fe, alguien que está sufriendo puede despertar su fe y rechazar el deseo negativo ante la dificultad. Asociados con el proyecto HELP de la Fuerza Joven Universal (FJU), voluntarias del grupo Universal en las Prisiones (UNP en siglas en portugués) en Uruguay llevaron a cabo una labor en la Unidad 5 del Centro Nacional de Rehabilitación en Montevideo, en referencia al “Septiembre Amarillo”, mes de la prevención al suicidio.

Acción para prevenir la automutilación y el suicidio en una cárcel de mujeres en UruguayEl trabajo en este sitio, donde se encuentran 520 detenidas, se ha realizado durante los último cuatro años. A consecuencia de la pandemia del nuevo coronavirus, hay unas restricciones y las visitas a las cárceles de mujeres es con menos voluntarias. Además, todas las voluntarias siguen los protocolos de higiene, como el uso de máscaras de protección personal y manteniendo la distancia social.

Labores como estas tienen como objetivo despertar el valor de la vida y de ayudar a los más necesitados a comprender que existe una salida ante los problemas y la depresión. Durante esta visita, se realizaron charlas de sensibilización y prevención sobre las autolesiones y suicidios, además de la entrega de cartas con mensajes de fe. La tasa de este tipo de comportamientos entre las internas es muy alta, según informó Suzana Rubio, responsable del grupo UNP en las unidades de mujeres.

“La situación de la unidad es crítica. Semanalmente nos esperan con donaciones. Pero, más allá del apoyo material, ellas necesitan de la ayuda espiritual. Esperan nuestra llegada para escuchar la Palabra de Dios. Están atentos a todo lo que decimos y enseñamos. Incluso, expresan gratitud con cariño a las voluntarias del grupo”, dijo Suzana.

Aliento físico y, sobre todo, espiritual

En ese día se entregaron aproximadamente 320 paquetes de higiene personal. Además del estímulo físico, las voluntarias recibieron, sobreAcción para prevenir la automutilación y el suicidio en una cárcel de mujeres en Uruguay todo, el estímulo espiritual. Es decir, las voluntarias también entregaron cartas manuscritas, con el objetivo de seguir animándolas a buscar a Dios, a través de los mensajes, citas de pasajes bíblicos de fe y esperanza.

Entre las seis voluntarias que pudieron realizar la labor siguiendo las reglas sobre la pandemia, se encontraba la estudiante Valentina Paulero.

“Formar parte del grupo es un privilegio. Es muy fuerte ver lo cuanto es necesario de llevar la Palabra de Dios a los internos. Es una oportunidad para que empiecen una nueva historia. Muchas creían que no había forma de salir de su condición. Hoy piensan diferente y han encontrado la verdadera libertad, incluso dentro de una prisión”, concluyó.

 

Si usted tiene una pregunta o le gustaría una orientación: Contáctenos

Si usted le gustaría añadir su nombre en el libro de oración: Libro de Oración

Regrese a la página principal: Página Principal


Informe de error