Noticias | - 8:00 am


«Abandoné los estudios, fingí tener empleo y escribí una nota de suicidio»: los riesgos de la adicción a los videojuegos4 min read

Cam Adair finalmente se dio cuenta de que su adicción a los videojuegos estaba fuera de control cuando pensó en acabar con su vida.

«Abandoné los estudios, fingí tener empleo y escribí una nota de suicidio»: los riesgos de la adicción a los videojuegos4 min read

«Luché contra mi adicción durante 10 años», cuenta el canadiense de 32 años. Dejé la escuela secundaria, nunca fui a la universidad y fingí tener trabajos para engañar a mi familia. Una noche escribí una nota de suicidio y fue cuando me di cuenta de que necesitaba ayuda. Ahora llevo 3.860 días libre de la adicción a los videojuegos».

Adair es el fundador de Game Quitters («Desertores de los juegos»), un grupo de apoyo en línea para personas que luchan contra la adicción a los videojuegos.

Tiene más de 75.000 miembros en todo el mundo.

La tecnología, y específicamente internet, han ayudado a mantener al mundo en funcionamiento durante los confinamientos por el coronavirus, reconoce Adair, pero también ha hecho ese tiempo más difícil para personas como él.

«La pandemia me llevó a pasar más tiempo de lo habitual en Twitch (un servicio de streaming o transmisión en vivo que se enfoca en personas en juegos de computadora) y YouTube. Gran parte de ese contenido (de YouTube) eran transmisiones de videojuegos, lo que podían desencadenar una fuerte recaída».

«Afortunadamente la pude evitar, pero conozco a muchas personas en la comunidad de Game Quitters que cayeron nuevamente en su adicción durante la (pandemia de) covid-19».

En un artículo publicado en la revista CNS Drugs sobre adicción a internet, los investigadores Martha Shaw y Donald W Black, del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Iowa en Estados Unidos, aseguraban que la dependencia a los videojuegos es parte de una adicción más amplia a internet.

El estudio la define como «preocupaciones, impulsos o comportamientos excesivos o mal controlados con respecto al uso de la computadora y el acceso a internet que conducen a un impedimento o angustia». Podría pensarse que esta dependencia no es tan grave como el alcoholismo o la adicción a las drogas, pero puede ser muy debilitante para quienes la padecen.

Andrew Doan, neurocientífico y experto en adicción digital, está de acuerdo con que los confinamientos durante la pandemia han exacerbado el problema. «El estrés en la vida conduce a un anhelo por comportamientos y mecanismos de escape», afirmó Doan. «La pandemia ha aumentado el estrés en la vida de las personas y una forma conveniente de escapar es utilizar medios digitales de entretenimiento, como juegos y redes sociales».

«El uso excesivo de estos medios para escapar del estrés es un factor de riesgo para el desarrollo de conductas adictivas».

Para ayudar a combatir la adicción a internet, varias empresas de tecnología crearon herramientas que permiten bloquear o limitar el acceso a la web o a sitios de juegos en línea.

Teodora Pavkvic, psicóloga y experta en bienestar digital de Linewise, señaló que los jóvenes son particularmente susceptibles a pasar demasiado tiempo en línea. Los padres y los propios adolescentes probablemente estarían de acuerdo con esa afirmación.

«Las plataformas de internet están diseñadas para maximizar nuestro tiempo y atención en la web y extraer nuestros datos. Esto, combinado con los muchos peligros que acechan en línea, hacen que sea excepcionalmente difícil para los niños interactuar con el mundo digital de una manera mesurada, segura y responsable».

Para los adultos, la adicción a internet también puede convertirse en una adicción a las apuestas que es alimentada por algunos sitios.

BetBlocker es una aplicación que permite a los usuarios bloquear su acceso a decenas de miles de sitios web y aplicaciones de juegos de apuestas durante un período de tiempo determinado por ellos mismos.

Una vez que se activa la restricción, la persona no puede acceder a las plataformas de juego hasta que la delimitación expire. La aplicación BetBlocker, que es gratuita, también puede ser controlada por la pareja, amigos o padres de alguien.

«La facilidad de acceso a sitios de apuestas es sin duda el mayor desafío que cualquier persona con adicción digital enfrenta hoy», señaló Duncan Garvie, el fundador de BetBlocker, cuya empresa tiene la sede en Edimburgo, Escocia. «Todo el mundo camina con un casino o un corredor de apuestas en su bolsillo y es muy fácil jugar de forma discreta» en el celular.

Los usuarios pueden bloquear los sitios de apuestas durante horas, días o semanas. Y también pueden usar la aplicación para bloquear otros sitios de videojuegos en línea.

Fuente: BBC News Mundo.

Lea también: La despedida del año en Times Square, Nueva York, será solo para los vacunados.


Informe de error